BRÚJULA

UNA ALMOHADA RELLENA DE CUENTOS

_20150613_065910

 

 

 

 

 

 

BRÚJULA

Ana Andrés pintó la habitación de su hija en un color incierto. Respondía al poético nombre de Rosa de los vientos Ref. E-471. Realmente fue la niña quien lo escogió. A menudo las certezas de sus doce años la dejaban atónita. Dirigía por sí misma una adolescencia de buenas notas, gustos elaborados y equilibrio aparente.

Ana fue ensayando ese papel de comparsa afable preparándose para el vuelo. Pero había cosas irrenunciables, líneas rojas que no estaba dispuesta a atravesar. El viaje mochilero en los veranos, las mañanas de playa o las cenas a solas con peli y mantita, ahí no cabía la negociación, su propia supervivencia dependía de ello.

Mientras la pintura secaba, tuvo que aceptar que le gustaba el resultado. Quitó la cinta que protegía el rodapié y fue especialmente puntillosa al rematar el rincón donde cada noche se sentaba a verla dormir.

Justo a los pies de su cama, apoyada en el quicio de la puerta, cruzando los dedos y sintiéndola respirar armónicamente.

Amparo Lledó
Anuncios

One thought on “BRÚJULA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s