GREEN WALLS

UNA ALMOHADA RELLENA DE CUENTOS

verde

GREEN WALLS

Que Ana Álvarez adora el verde resulta obvio. El verde en toda su gama, desde el manzana al menta, pasando por el oliva o el esmeralda. Siempre fue así, igual que le gustaba el turrón duro, las películas de los hermanos Marx o las novelas de Agatha Christie. El verde siempre estuvo ahí agazapado al principio, porque los gustos decorativos de una madre conservadora no contemplan más allá del gris perla o un vainilla apagado. Así que desde la adolescencia se refugió en la ropa, los complementos o los rotuladores fluorescentes.

Seguramente si se hubiera sometido a hipnosis, el especialista de turno hubiese descubierto que su padre la dejaba revolcarse por el césped de los parques. Que se tumbaba con ella sobre la hierba húmeda a esperar que aquellos peces esquivos picaran de una vez mientras el sol se colaba entre las hojas.

Pero Ana descreída, nunca se hipnotizó.

Prefirió pasar a la acción, desempolvando un pasado selvático amplió una foto del National Geographic y cubrió una pared de 3×2

Combativa con el verde, volvió a revolcarse en él, quizá solo busca esperanza.

Amparo lledó
Anuncios

One thought on “GREEN WALLS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s