MANTRA

UNA ALMOHADA RELLENA DE CUENTOS

Almohada solidaria

 

 

 

 

 

 

 

 

MANTRA

A Marta Ayuso su profesora favorita le dijo que cualquiera puede cambiar el mundo. Y ella además de creerla, apuntó esa frase en su diario vital. Viajó, aprendió lenguas, absorbió sin parar y ese poso la llevó a nutrirse con todo lo diferente. Renunció a ser esa  hija fácil y cómoda,  para saciar una curiosidad ilimitada. Sus 33 años están forjados de maletas magulladas(tres mudas básicas, sombrero, loción antimosquitos, protección solar máxima y unas sandalias versátiles que igual atraviesan ríos que suben montañas)

Y allí estaba, fuera de lugar, medio asfixiada como un salmón, recorriendo las calles de Bangalore. Acostumbrándose aceleradamente al calor pegajoso, a los olores, enfocando la mirada como si se tratara de un periscopio, descubriendo desde su taxi desvencijado avenidas plagadas de monumentos victorianos, motocarros cubiertos de flores, oyendo los chillidos de la gente, las músicas superpuestas, contemplando por fin aquel caos maravilloso al que se enfrentaba.

Se inclinó ligeramente para sacar la cabeza por la ventanilla,  mientras sus labios se curvaban formando una sonrisa perfecta al descubrir al fondo de una callejuela, su primera vaca sagrada.

Aquella antigua profesora también repetía: “En la ayuda, lo importante es dar el primer paso, además siempre, toda piedra hace pared”.

Amparo Lledó
Anuncios

6 thoughts on “MANTRA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s